¿Si guardo mis electrodomésticos por largo tiempo se dañan?



¿Si guardo mis electrodomésticos por largo tiempo se dañan? - Artículo
sombra

Es cierto que almacenar muebles en muchas situaciones da un respiro a los espacios, algunas veces por querer salir de la monotonía o por un viaje inesperado donde las personas no pueden ir con la casa en la espalda como lo hace el caracol, pero es entonces donde surge la pregunta ¿los electrodomésticos podrán funcionar de la misma manera que antes?

La respuesta a la pregunta anterior es depende. Depende del electrodoméstico, el lugar donde se guarde, como se empaque, entre otros aspectos que le explicaremos a continuación:

Lugar de almacenamiento

El lugar donde va a guardar el electrodoméstico debe estar limpio, tener buena ventilación y estar sin humedades ni plagas. Procure que el espacio sea amplio (como una minibodega) si va a guardar varios objetos, así podrá tener fácil acceso y tendrá una vista clara de posibles cambios en el espacio como filtración de agua o animales.

Electrodomésticos 

Lo primero a tener en cuenta es que la durabilidad de un aparato eléctrico dependerá mucho de los materiales con que fue elaborado, la calidad es fundamental en su periodo de vida útil. Seguido a esto hay electrodomésticos que pueden ser guardados mayor tiempo que otros, por ejemplo las neveras no pueden estar sin usarse más de dos años porque el motor se daña, se pega por falta de lubricación; pero las planchas si pueden durar más tiempo almacenadas sin ningún daño.

Los electrodomésticos grandes (neveras, lavadoras, secadoras, etc.) que son guardados tienden a durar de dos a tres años sin tener daños considerables, lo recomendable es almacenarlos por dos años y prenderlos regularmente para que sus circuitos o motores esten activos, esto sobre todo es importante si de neveras y congeladores de trata.

Limpiar primero, guardar después.

Para garantizar que los electrodomésticos funcionen después de durar años almacenados, es importante limpiarlos correctamente antes de guardarlos, utilice un buen jabón desinfectante de superficies y limpie el aparato por completo, después retire el jabón con un paño limpio y de nuevo con uno nuevo, así se asegura de no dejar residuos; revise que quede seco y deje ventilar por algunos minutos.

“Puede dejar en el interior una caja de bicarbonato de sodio para mitigar los olores o como hacemos en nuestras bodegas colocar un plato de café dentro del electrodoméstico”.

La clave es empacar bien

Después de tener claro el lugar donde se van a guardar los electrodomésticos y de haberlos limpiado es momento de preocuparse por el empaque, para que los aparatos se conserven es necesario cubrirlos bien, hay distintas maneras de empacarlos y la clave está en hacerlo bien, elija materiales que protejan los objetos del polvo y la humedad, ya que son los factores que más deterioran los objetos, un material recomendado para cubrir los aparatos eléctricos es el papel Kraft, el cual absorbe la humedad y no deja manchas debido a que no tiene tinta.

“Puede interesarle Tips para almacenar sus cosas y ganar espacio

Consejos extra

  • Tenga en cuenta la posición en la que guarda los electrodomésticos, trate de ubicarlos siempre como en su uso habitual; por ejemplo, la lavadora tiene una posición vertical no debería guardarla de manera horizontal (acostada).
  • Aspire o limpie el polvo que se puede ir acumulando en el lugar de almacenamiento, así evita que llegue a motores, unidades y circuitos, también revise periódicamente que no haya plagas; puede dejar trampas o veneno para evitar los dañinos intrusos.
  • Si va almacenar en un espacio de su casa, se recomienda sellar bien los empaques de los electrodomésticos grandes como neveras, lavadoras, congeladores, etc. Recuerde que los congeladores fabricados antes de 1970 tienen un gancho y mecanismo de cierre que hace imposible que se pueda abrir desde adentro, lo que puede ocasionar un accidente para los niños, por lo que se recomienda quitar las puertas de estos aparatos.
  • Cuando vaya a encender los electrodomésticos luego de estar un largo tiempo guardados, se aconseja revisar que este en buen estado; no debe haber humedades ni oxido y los cables no deben estar derretidos, pelados o cortados. El paso a seguir es limpiar el aparato para quitar algunos residuos de polvo, después de esta revisión conecte el aparato, pero no olvide hacerlo al enchufe que corresponda. Si presenta alguna humedad, oxidación o daño asesorese con un experto, evite cortos o accidentes.
  • Para las neveras es importante que antes de ser transportada al lugar de almacenamiento o cuando se vaya a encender de nuevo se deje en reposo por cuatro horas.

Después de estos consejos ya puede guardar sus cosas sin miedo a que se vayan a dañar, solo tenga en cuenta no excederse en el tiempo de almacenamiento y trate de conectarlos regularmente. Por último, si no tiene donde guardarlos, contáctenos y nosotros le daremos el espacio que necesita.

 

 

Comparta en:

Sedes renta espacio

En Renta Espacio pensamos en su comodidad,
por eso ahora puede hacer sus pagos online a través de PSE.